Facultad Tecnológica reconoce investigación del presidente del Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas de Chile

Se trata del Sr. Norberto Traub Gainsborg, quien en 2017 expuso en el Salón de Honor de nuestra Casa de Estudios los resultados de su investigación “La Escuela de Artes y Oficios (EAO), un actor de relevancia en la historia de la industria aeronáutica nacional”, donde da cuenta del rol que tuvo la Universidad en el desarrollo aeronáutico y tecnológico del país
Lunes, Diciembre 5, 2022 - 15:15

------------------------------------------------------------------------------------

El pasado miércoles 30 de noviembre se llevó a cabo en el Casino de Autoridades de la Usach un desayuno conmemorativo dedicado al presidente del Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas de Chile, el Sr. Norberto Traub, debido a su significativo aporte en el realzamiento del quehacer de la antigua la EAO en la industria aeronáutica. 

La reunión contó con la presencia de destacados miembros de la Facultad, entre ellos el  decano Dr. Julio González Candia; el director del Departamento de Tecnologías Industriales (DTI), Dr. Arturo Rodríguez García; Sr. Lucio Cañete Arratia, coordinador VIME del DTI , académicos, académicas y funcionarios(as). 

Aporte de la EAO

Según relata el Sr. Traub, el nexo entre la antigua EAO y la industria aeronáutica del país inicia en 1909, cuando la Comisión Militar Chilena en Europa manifesta al Ministerio de Guerra la necesidad de preparar al personal para estudiar aviación, específicamente enviando oficiales a Francia e Italia. 

En Europa ya se estaban realizando importantes avances aéreos, donde se constituyeron grandes hitos para la historia aeronáutica tales como el cruce del Canal de la Mancha por Louis Blériot, o el el Primer Concurso Internacional de Aviación. 

La creciente expectación mundial sobre estas nuevas tecnologías conllevan a que el Gobierno de Chile de la época encargue al presidente de la Comisión Militar de Chile en Alemania, el Coronel Pinto Concha, estudiar una eventual implementación en el ejército chileno.

En esas gestiones, el coronel Pinto encarga al Agregado Militar de Inglaterra, el Teniente Coronel Enrique Phillips, como también al de Francia, Teniente Coronel Mariano Navarrete, investigar los avances en el continente europeo, comenzando así una serie de reportes enfocados en maniobras y ejercicios militares aéreos, que luego fueron rescatados y estudiados por el Sr. Traub.  

Asimismo, el coronel Pinto le pide a su subordinado, el coronel Dartnell, visitar a varios constructores y fábricas en Francia, con el motivo de observar, cotizar y reportear mediante informes, adelantos que luego pudiesen ser aplicados en Chile. Finalmente, es uno de esos informes enviados por Dartnell en 1910, que recomendaría al coronel Pinto contactar a los técnicos mecánicos que preparaba la Escuela de Artes y Oficios. 

Según relata el investigador Trub en uno de los boletines informativos del Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas de Chile, el coronel Dartnell manifestó en uno de sus reportes en 1910, que los oficiales de la época no poseían los conocimientos mecánicos suficientes para desarrollar las nuevas tecnologías aéreas que él observaba en Francia. Sin embargo, recalca en lo idóneo que podrían ser los jóvenes de la Escuela de Artes y Oficios en Chile, debido a que el establecimiento se encargaba de prepararlos en esa especialidad. 

Asimismo, aseguró creer que muchos egresados de la Escuela estarían gustosos de dedicarse a la aviación, siempre y cuando el Gobierno de la época les diera un trato ventajoso, específicamente otorgándoles facilidades para enrolarse en el Ejército o mediante un contrato que beneficiara considerablemente a ambas partes. 

Es así como dos egresados de la EAO, Miguel Ángel Cabezas Soto y Pedro Donoso Mengual, terminan integrándose en 1912 a la comisión que revisa los aviones construídos en el país, además de haber tenido la oportunidad de ingresar a estudiar mecánica de aviación en las fábricas de motores de Salmson, en Billancourt,  Francia, y luego a la Casa Gnôme en Argenteuil, también en Francia. 

“La aviación era algo completamente desconocido, los mecánicos que existían en el ejército eran mecánicos para los camiones, o prácticamente caldereros, basados más en los ferrocarriles. Por lo tanto, comienzan a buscar en Chile de dónde sacar a estos nuevos expertos y cómo prepararlos, y la fama de la EAO estaba ahí presente, por eso les recomiendan que tomen a estos dos egresados de la Escuela”, explicó Traub. 

Los egresados, además de constituirse como dos de los actores clave para el  desarrollo aeronáutico, tecnológico e industrial de país a principios del siglo XX, se convirtieron oficialmente en los primeros pilotos de origen civil en entrar al Ejercito de Chile, hecho que realza aún más la labor de la antigua Escuela de Artes y Oficios de nuestra Casa de Estudios. 

Finalmente, cabe destacar que la investigación desarrollada por el Sr. Traub se hizo posible gracias a la recopilación de gran cantidad de documentos oficiales, entre los que destacan algunos encontrados en la misma EAO donde hoy miles de estudiantes pasean diariamente. 

Para más información sobre la historia aeronáutica chilena y la labor de la EAO, haz click en el siguiente link