Estrategias y Energías sustentables para la Región de los Lagos

Por Dra. Camila Burgos Leiva, académica Depto. Tecnologías Industriales (camila.burgos.l@usach.cl) y Mg. Leandro Ampuero Nilo – (leandro.ampuero@usach.cl)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------

El sur de nuestro Chile es un oasis lleno de hermosos paisajes, volcanes, ríos y lagos, además de árboles milenarios llenos de historia, sin duda una postal sacada de película, pero no ajeno de problemas como el excesivo consumo energético y pérdida de confort al interior de la edificación, lo cual tiene variadas soluciones sustentables en la actualidad.

Según el Ministerio de Energía en el informe de Política energética 2050 “El 81% del gasto energético de los hogares del sur corresponde a climatización”[1], dada la condición anterior se proponen mecanismos eficientes que pueden aportar desde el punto de vista arquitectónico y usos de energías renovables.

Desde la arquitectura, se pueden abordar temas que van enfocados al diseño y a la construcción, específicamente en la zona climática definida por la NCh 1079 en donde la Región de los Lagos pertenece a la zonificación sur interior y sur litoral. Es por esto que para las soluciones arquitectónicas se proponen algunas características: una edificación compacta, aleros holgados en muros (lluvias), acceso cubierto en norte u oriente, zócalo para la protección de la humedad, quiebravientos en dirección sur oeste y cubierta realizada con una cantidad/calidad de aislación térmica importante.

Es importante plantear que en esta región el mayor porcentaje de las edificaciones están en la categoría de patrimoniales, las cuales para llegar a un confort interior se deben rehabilitar o reacondicionar para poder conservar el calor en invierno, evitar humedades (condensaciones) y eliminar puentes térmicos. Para esto lo principal es agregar y/o reemplazar el aislante térmico, principalmente, en la estructura de techumbre y en los muros perimetrales, para poder generar una caja hermética frente al frío.

Actualmente en el mercado hay una gran variedad de aislantes térmicos sustentables, los cuales tienen incorporados materiales para controlar la condensación que se produce tanto al interior como al exterior de las edificaciones.

En cuanto al tema de la calefacción interior de la edificación en estas zonas climáticas (sur litoral y sur interior), se utiliza principalmente la leña como un material más accesible y antiguo usado a través de la historia del ser humano.

Como alternativa surge la climatización mediante geotermia (el calor de la tierra). Existen sistemas a nivel residencial por medio de bombas de calor, que aprovechan la cualidad de la temperatura de la tierra que ha cierta profundidad se mantiene estable. La bomba de calor es un equipo similar a un aire acondicionado, pero de mayor eficiencia. Por ejemplo para una vivienda de 100m², necesitaríamos una bomba de calor geotérmica de unos 7kW aproximadamente, la desventaja es que aún es 2 veces más costoso que una instalación tradicional, pero se recupera su inversión a 6 años, además de ser una solución amigable con el medio ambiente.

La biomasa es cualquier tipo de materia orgánica que haya tenido su origen inmediato en un proceso biológico de origen vegetal o animal. La leña es biomasa sólida, para uso térmico, es decir reemplaza a la leña tradicional por pellet o briquetas de alta eficiencia, estas han tomado un rol importante y han reducido su valor hasta un 40%, la región de Los Lagos, donde existe potencial para generar 2 millones de toneladas de biomasa al año, según el director ejecutivo de CEFOR (Centro Experimental Forestal), Felipe Leiva Morey[2].

El uso de sistemas de paneles fotovoltaicos es también una opción válida para el sur de Chile, de hecho, Alemania que es potencia mundial en energía solar tiene el equivalente en radiación solar de Valdivia. Del punto de vista técnico pueden generar energía eléctrica por 4 horas promedio anual en él sur, permitiendo recuperar la inversión en 8 años de 30 útiles de la instalación. La reducción de costos hace cada vez estar más atentos a esta tecnología y que sea una opción prioritaria en zonas donde no llega la red eléctrica convencional.

Estas son algunas alternativas sobre estrategias y energías sustentables que pueden ser utilizadas en la zona sur, específicamente en la Región de los Lagos. Especialmente con todo lo que se está viviendo actualmente en el amplio sentido de la palabra, subirse al carro de la eficiencia y de la construcción sustentable no será una opción, sino que también será una exigencia que ya nuestro medio ambiente y las normativas lo están demandando.

 

El contenido expresado en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor o autora y, no representa necesariamente, la línea editorial ni la posición de la Facultad Tecnológica de la Universidad de Santiago de Chile.